Connect with us

Futbol Internacional

La nueva rutina de España

Las Rozas (Madrid), 10 jun (EFE).- "Jordi Alba y José Gayá se tienen que ver a diez metros", cuenta Luis Enrique Martínez, el seleccionador, de la nueva rutina de España, con dos alineaciones para los entrenamientos individualizados, pero también para la convivencia dentro de los protocolos derivados del positivo por Covid-19 del pasado domingo de su capitán, Sergio Busquets.

Es una nueva forma de vivir en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, por las medidas sanitarias reforzadas tras los dos casos de Covid-19 -el martes fue positivo Diego Llorente-, mientras persisten los entrenamientos por turnos, con distancia e individualizados, con hasta cuatro sesiones cada día; toma importancia el aspecto mental frente a la incertidumbre; y se adelantan las pruebas PCR a las 8.00 de la mañana para aligerar la espera y conocer el resultado antes de los entrenamientos vespertinos. Y, si es posible, antes de comer.

"Lo que hacemos ahora mismo son dos alineaciones. Ya no sólo en el campo. Ya no juntamos a los dos laterales izquierdos en la convivencia. Jordi Alba y Gayá se tienen que ver a diez metros. Lo mismo los laterales derechos, los centrales, los porteros...", desveló Luis Enrique este jueves en la rueda de prensa telemática.

"Intentamos controlar lo que podemos controlar. Hacemos dos grupos de diez, dos onces diferentes, no coincidiendo los dos delanteros ni los dos extremos derechos y así sucesivamente", añadió el seleccionador, cuyos futbolistas también desayunan, comen y cenan en mesas individuales y al aire libre tras los dos positivos.

Los entrenamientos son escalonados y por turnos. "Lo que generan entrenando los jugadores es un espectáculo. Los hacen buenos los jugadores. Hay actitud, compromiso, están centrados en mejorar, son muy receptivos y se respira un ambiente como pocas veces he podido ver. No es garantía de nada, pero es un 'feedback' muy interesante y positivo", dice el técnico, que no ha visto un 'ecosistema' igual como entrenador desde el Barcelona B.

CUATRO SESIONES DIARIAS, CHARLA EXTERIOR, TRABAJO DE PIZARRA...

"Nos centramos en lo importante", explicó sobre los entrenamientos. La agenda comprende cuatro sesiones diarias. La primera, por la mañana, a las 11.00 horas, cuando Luis Enrique dirige a los 17 futbolistas de la 'burbuja paralela'; el plan de contingencia preventivo creado por el seleccionador y la Real Federación Española de Fútbol en el caso de cualquier eventual circunstancia que pueda afectar a los 24 convocados originales, ya sea por la Covid-19 o incluso por cualquier tipo de lesión.

Este grupo de 'reservas' está formado por dos porteros (Kepa Arrizabalaga y Álvaro Fernández); dos centrales (Raúl Albiol y Óscar Mingueza); un lateral derecho (Alejandro Pozo) y un izquierdo (Juan Miranda); cinco centrocampistas (Carlos Soler, Pablo Fornals, Martin Zubimendi, Gonzalo Villar y Brais Méndez); un media punta (Brahim Díaz); cuatro extremos (Marc Cucurella, Yeremy Pino, Bryan Gil y Javi Puado); y un delantero (Rodrigo Moreno).

A esa sesión matutina, le siguen tres vespertinas por turnos con los 22 futbolistas convocados para la Eurocopa. Este miércoles, "por primera vez" tras los positivos, pudo formar Luis Enrique "dos grupos de 10 jugadores haciendo algo táctico". La charla también es en el exterior. Y no hay espacio aún para las sesiones de vídeo, porque no pueden ni deben "estar en salas privadas".

"Trabajamos en pizarra saques de banda ofensivos, córner defensivos... Les vamos dando información. Las condiciones ideales no son éstas, pero no van a servir de excusa. Llevamos meses trabajando con el grupo y los jugadores van a llegar en buenas condiciones", proclama Luis Enrique, que garantizó la convocatoria de Sergio Busquets y espera recuperar pronto a Diego Llorente, que ha dado negativo en los dos últimos PCR a los que ha sido sometido. Ambos, aislados en sus domicilios, también tienen un plan de entrenamientos individualizado para su vuelta a la competición.

LA ADAPTACIÓN AL "CALOR DE SEVILLA"

"Entrenamos a la hora que más calor hace para adaptarnos al calor de Sevilla", contextualiza el entrenador, cuya selección disputará sus tres encuentros del grupo E de la primera fase en el estadio de La Cartuja: el día 14 de junio a las 21.00 horas ante Suecia, el 19 a las 21.00 contra Polonia y el 23 a las 18.00 contra Eslovaquia.

Y no han entrenado los penaltis. "Antes de la restricción, los entrenábamos cada día. Lo volveremos a hacer cuando volvamos al grupo para intentar tener controlado todo lo que podamos", apuntó el seleccionador, que aguarda el regreso inminente de los entrenamientos colectivos, tan necesarios en el fútbol.

"Nosotros dependemos de los médicos. Habría que esperar creo que uno o dos días más, que sean negativos todos los test de nuevo y entonces poder empezar a entrenar en equipo, que sería un motivo de alegría muy grande para todos, porque es difícil y menos bonito (los entrenamientos individuales) por lo que significa entrenar en grupo, saber que vas mejorando cosas y que compartes cosas con los jugadores. En las condiciones óptimas vamos a llegar. Y si todo acaba de la mejor manera, pues todavía creo que puede ser un gran refuerzo para el equipo", enfatizó Luis Enrique.

"INTENTAMOS APORTAR COSAS QUE LES HAGAN SENTIRSE SEGUROS Y APORTAR CONFIANZA"

El aspecto mental de los futbolistas, la tarea en ese sentido de Joaquín Valdés, el psicólogo de la selección española, y del cuerpo técnico, también asume una importancia crucial en estos momentos de incertidumbre diaria del equipo en las actuales circunstancias.

"Miedo no hay en ningún caso. La incertidumbre genera una situación que no es agradable, por lo injusto que es para alguien que lleva una temporada haciendo méritos para jugar un Europeo. Se comparte la incertidumbre. Intentamos aportar cosas que les hagan sentirse seguros y aportar confianza", explicó Luis Enrique.

"Están todos bien, con la incertidumbre de que si dan positivo se pierden el Europeo. Es algo que condiciona. Cada uno vive una situación diferente, unos lo han pasado y tienen anticuerpos, otros no lo han pasado y no hay una regla común", según repasó.

LAS PRUEBAS, A LAS 8.00; LOS RESULTADOS, ANTES DE COMER O ENTRENAR

"No tenemos un patrón sobre el que actuar. Llevan pasando PCR año y medio y saben cómo es la situación. A nivel personal, no es agradable cuando ves que los resultados tardan mucho en llegar", abundó. Así le ocurrió a España tanto el lunes como el martes. Menos el miércoles y mucho menos este jueves, cuando a mediodía conocían los resultados negativos, para saberlos antes del entrenamiento.

En ese sentido, en los dos últimos días, sobre todo hoy, se han reducido los plazos desde que pasan la prueba hasta que conocen el resultado, con lo que eso supone para reducir el tiempo de espera o estrés en algunos casos que podía generar la inquietud de no saber si eres positivo o no y con el estreno europeo tan cercano.

Desde este jueves, las pruebas serán a las 8.00 horas, "levantando muy pronto a los jugadores, para tener los resultados antes de entrenar (las sesiones están siendo por la tarde)", según afirmó Luis Enrique. "Me gustaría que estuvieran antes de comer, sé que es difícil, pero buscamos estar lo mejor preparados posibles contra la adversidad", insistió el técnico, dentro de la nueva rutina diaria rumbo a la Eurocopa 2020. El debut ya es el lunes.

Iñaki Dufour

Publicidad
Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS