Connect with us

Más Deportes

Adriana Díaz busca copiar oro de Puig, pero con la raqueta de tenis de mesa

Jorge J. Muñiz Ortiz

San Juan, 22 jul (EFE).- Cinco años después de que en Río 2016 la tenista Mónica Puig ganara la primera medalla de oro para Puerto Rico en unos Juegos Olímpicos, Adriana Díaz anhela equiparar esa misma presea en Tokio, pero con otra raqueta y en una pista de tenis de menor escala: el tenis de mesa.

"Yo siento que estoy mucho más cerca de lo que estaba en Río", aseguró Díaz en entrevista con Efe al recordar cómo en la capital brasileña fue eliminada rápidamente y se quedó en la ronda de 64.

En aquel entonces, Díaz solo contaba con 15 años.

LA EXPERIENCIA DE ENTRENAR EN CHINA

Ahora, con una mentalidad más madura, esta joven atleta de 20 años asegura que su optimismo en Tokio se debe a la experiencia que adquirió al entrenar a principios de 2020 en China con las mejores tenismesistas del mundo y luego jugar luego en la Superliga de dicho país representando al equipo de profesionales de la Federación Internacional de Tenis de Mesa (ITTF, en inglés).

"La mejores jugadoras me han ayudado a saber cómo entrenan y me han hecho saber que no estoy tan lejos del nivel de ellas como pensaba", afirmó.

Díaz es la tenismesista número 18 en el mundo, según el ránking mundial de la ITTF, y la primera en el continente americano. El día 24 comenzará la competición olímpica de tenis de mesa con la jugadora de Utuado dispuesta a desafiar el dominio asiático, aunque en el sorteo ha sido exenta de las primeras rondas y debutará el día 27 en la tercera.

.

Y LLEGÓ LA PANDEMIA...

Luego de aquella experiencia en China, llegó la pandemia de la covid-19, que obligó a Díaz, junto a su padre y entrenador, Bladimir, a regresar a Puerto Rico.

De vuelta a la isla, con el plan de continuar entrenando para Tokio en el verano de 2020, la familia Díaz acudió al Club Águilas de la Montaña en Utuado, en la zona central y montañosa del territorio, donde se desarrolló deportivamente, para buscar y llevarse a casa una mesa y practicar en su residencia.

"No fueron las mejores condiciones. Sí perdimos entrenamiento, aunque el tiempo perdido se ha recuperado", admitió Díaz, quien se clasificó a Tokio al ganar la medalla de oro en sencillos en los Juegos Panamericanos de Lima en 2019.

"Nosotros teníamos un plan, un calendario de competencia y entrenamiento y todo eso se vio afectado, en especial las competencias", destacó Díaz.

Pero, luego de un tiempo a la espera de que los casos de la covid-19 a nivel mundial disminuyeran, finalmente la familia Díaz logró partir de Puerto Rico y viajar hasta Catar, donde Adriana participó en dos torneos de la ITTF.

.

EL TIEMPO DE DESCANSO LA AYUDÓ A PREPARARSE MÁS

Todo este tiempo de preparación y de descanso, no obstante, ha ayudado a Adriana a evolucionar más en su juego y cantarse lista para competir y ganar en Tokio.

Y aunque para muchos deportistas la pandemia les atrasó en su ritmo de entrenamiento, para Díaz fue lo contrario.

"Yo siento que no a muchos les favoreció que no hayan podido jugar en Tokio el año pasado, pero a mí sí. Me ha favorecido bastante, porque es un año más de preparación, un año más de experiencia y la oportunidad de subir de ránking", afirmó.

"Y yo creo que lamentablemente eso fue lo mejor que haya pasado porque me dio más tiempo de prepararme", indicó Díaz, quien entrena seis días de la semana y en ocasiones dos veces al día, agregando entrenamiento físico y psicológico.

Adriana, por otra parte, también cuenta con el respaldo de su hermana mayor, la también tenismesista Melanie Díaz.

Como equipo en dobles femenino, estas ocupan el puesto 19 del ránking mundial.

-

LAS HERMANAS DÍAZ LOGRAN HITO OLÍMPICO

Su hermana Melanie, igualmente, se clasificó a Tokio, lo que convirtió a las Díaz en las primeras hermanas tenismesistas en clasificarse para unos Juegos Olímpicos. Marcará un positivo para ambas hermanas el poder apoyarse mutuamente en sus respectivos partidos.

"El que ella vaya es un apoyo extra, me da más confianza y todo obra para bien, y eso me va a motivar mucho más", aseguró Adriana. También participará en Tokio su primo Brian Afanador.

Gracias al tiempo pasado en China, entiende mejor su deporte y conoce a las rivales que tendrá en los Juegos Olímpicos.

"Sé que tengo la oportunidad de colgarme una medalla, pero no pienso en eso. Lo hago como un reto más, algo que quiero lograr, que voy a jugar ya luchar", sentenció.

De su experiencia en China le gustó "todo", especialmente la gente y su cultura.

"Lo único que se me hace difícil es la comida, pero intento esforzarme en esa parte", dijo. También disfrutó de "las buenas relaciones que se hacen".

.

ADRIANA, FAVORITA PARA SER ABANDERADA EN TOKIO

Debido a que Díaz es una de las mayores esperanzas de Puerto Rico para colgarse una presea en el país asiático y una de las deportistas más queridas en la isla, serán también abanderada en la ceremonia de apertura de la competencia junto a su primo Brian Afanador.

"A todo atleta le gustaría ser abanderado. Es un sueño", admitió.

En esta edición de los Juegos será también la primera vez en que las delegaciones podrán escoger a dos abanderados, masculino y femenino, con el fin de promover la igualdad de género en el ámbito deportivo. EFE

jm/nam

Publicidad
Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS