Perú, otra vez lastrado por la frágil defensa y las expulsiones tempranas Copa América - 

Perú, otra vez lastrado por la frágil defensa y las expulsiones tempranas

Cable Onda Sports
Por Cable Onda Sports

Lima, 14 oct (EFE).- Perú comenzó las eliminatorias para la Copa del Mundo de Rusia 2018 lastrado nuevamente por la fragilidad de su defensa y las expulsiones en los primeros veinte minutos, como ya le sucedió en la reciente Copa América.

Perú pasó del tercer puesto en la última Copa América a quedar relegado a la octava posición de las eliminatorias tras perder sus dos primeros partidos por 0-2 ante Colombia y por 3-4 ante Chile.

Los peruanos lograron solucionar ante Chile la nula efectividad de cara al gol que mostraron frente a Colombia con el regreso de Jefferson Farfán al equipo titular, pero a cambio presentaron una defensa excesivamente estética, cuya debilidad se agudizó al quedarse otra vez con un jugador menos en el primer tiempo.

El centrocampista Christian Cueva fue expulsado a los veintitrés minutos por lanzar el balón a un rival, igual a lo que sucedió en la semifinal de la Copa América, también ante Chile, cuando el defensa Carlos Zambrano vio la tarjeta roja directa por una acción violenta contra Charles Aránguiz.

El seleccionador de Perú, el argentino Ricardo Gareca, tiene un duro trabajo por delante para infligir más solidez y concentración a su equipo de cara a los próximos partidos, donde estará obligado a ganar a Paraguay en Lima y al menos a puntuar en su visita a Brasil para comenzar a revertir las dos derrotas iniciales.

Lo más urgente es que los jugadores peruanos no vuelvan a confundir la intensidad que Gareca les pide con un exceso de ímpetu que les lleva a ser expulsados por acciones poco deportivas.

El técnico argentino también necesita depurar sus propios errores en la gestión de su equipo durante los instantes posteriores a la expulsión de uno de sus hombres.

Tras el partido contra Chile, Gareca reconoció que se equivocó al dejar al equipo con nueve jugadores mientras esperaba a realizar el cambio del lesionado André Carrillo, momento en el que Chile hizo dos goles una vez que Perú había logrado ponerse 2-1.

El delantero del Sporting portugués fue reemplazado por el atacante Yordy Reyna, que a su vez fue sustituido en el segundo tiempo por el centrocampista Joel Sánchez, un jugador que desde un principio habría permitido defender mejor el resultado a favor.

Fortalecer esa zona es un reto complicado para Gareca por la ausencia de defensores de garantías que puedan mejorar las capacidades de los actuales seleccionados.

El argentino ha mantenido en las eliminatorias su apuesta hecha en la Copa América de poner como defensa central a Carlos Ascues, un portentoso centrocampista que evidencia carencias para jugar en esa posición cuando le toca enfrentarse a delanteros como el chileno Alexis Sánchez.

Conforme avance la eliminatoria, Gareca deberá enviar a Ascues al centro del campo para que acompañe a Josepmir Ballón en lugar de Carlos Lobatón, que ya tiene 36 años, y así aprovechar su buen disparo desde la larga distancia, inutilizado en los últimos partidos por mantener una posición tan retrasada.

El defensa Christian Ramos, del Juan Áurich, puede ser el escogido por el entrenador argentino para sumarse en los próximos partidos a la línea titular de defensas, donde también debe regresar Juan Vargas, una vez que se recupere de la lesión que lo mantuvo apartado en el inicio de las eliminatorias.

En esta nota: