Más Deportes - 

Promesas del jiu-jitsu están listos para dejar en alto a Panamá

Dos jóvenes representarán a Panamá en el Panamericano de Jiu-jitsu celebrado en Kissimmee, Florida. Tendrán combates del 18 al 24 de marzo.

Basados en trabajos físicos, sicológicos y alimenticios, pilares fundamentales para un buen entrenamiento, los jóvenes talentos Lucas Delan Goldner y Victoria de León, se han preparado por más de ocho meses para competir en el Panamericano de Jiu-jitsu, uno de los eventos más grandes de esta disciplina a nivel mundial.

Lucas y Victoria vienen trabajando de la mano del destacado atleta y entrenador David Beluche, especialista en esta disciplina en Panamá en la academia Legacy Jiu-jitsu de Albrook, donde se han realizado el 100 por ciento del proceso de entrenamiento.

Ambos son cinturones azules, tienen 16 años de edad y es su primera competencia de alto nivel, como lo es el Panamericano de Jiu-jitsu, programado para realizarse en el Silver Spur Arena, Kissimmee, Estados Unidos, del 18 al 24 de marzo próximo.

Preparación para el Panamericano

Beluche, quien también acompaña a Lucas y Victoria al Panamericano, detalló que han venido entrenando, sin parar, desde junio del año pasado y como parte de la preparación asistieron al Orlando Summer Open, al Pan Kids y World Master, todos avalados por la IBJJF, Federación Internacional de Jiujitsu Brasileño.

Agregó, que el riguroso plan de entrenamiento que han desarrollado busca fortalecer las estrategias necesarias para obtener un buen resultado, cubriendo aspecto como el derribo, pases de guardia, control, sumisiones, entre otros.

La preparación de estos dos atletas involucra también rutinas de alta intensidad, con fuerzas isométricas utilizando aros, ejercicios de esfuerzo, con los que se busca aumentar el empuje durante el combate.

Respecto a la alimentación, han buscado dietas ricas en proteínas y con carbohidratos balanceados, con un régimen de vitaminas adecuadas para completar este trabajo de preparación, a veces descuidada por los atletas.

Además, se han cuidado de tener los tiempos necesarios de recuperación, utilizando tinas con hielo para bajar las inflamaciones producto de los entrenamientos de alta intensidad durante una semana.

El enfoque del entrenamiento está dirigido también a la parte sicológica, un factor influyente de los entrenamientos que olvidan muchos deportistas y que debe ser parte integral del atleta, al punto de convertirlo en un estilo de vida, en algo divertido, que nos llene, nos haga crecer como personal y nos mantenga felices, pese a lo exigente del Jiu-jitsu.